Delegación de Bilbao:
C/ Diputación, 8 2ªPta
Deptos 12-13
48008, Bilbao
Delegación de Madrid:
C/ Velázquez, 12 4º
28006, Madrid

ACELERACIÓN DE FUSIÓN ENTRE DESPACHOS

Las fusiones entre pequeños despachos se aceleran en 2016

La consolidación del sector legal empieza a coger fuerza en el mercado español, con los despachos de menor tamaño como principales protagonistas en la búsqueda de socios para ser más competitivos.

Tras varios ejercicios hablando de la consolidación del sector legal en España, en los que se han producido más escisiones que integraciones, la tendencia parece haberse invertido en 2016. Durante el primer trimestre de este año, se han producido al menos media docena de fusiones.

Dentro del territorio español, los protagonistas suelen ser firmas pequeñas (por debajo del centenar de abogados) o microdespachos (menos de 10 empleados). Según los expertos, esto se debe a la polarización que se está produciendo en la industria legal, que tiende hacia la hiperespecialización o bien hacia una oferta de servicios más global.

Si bien es cierto que durante los últimos años han sido muchos los despachos que han mostrado su interés por fusionarse con otras firmas, integrarse e incluso vender el bufete a un competidor, son pocos los acuerdos alcanzados. En su contra juega la propia estructura accionarial y la cultura empresarial en el ámbito legal, donde no siempre es fácil combinar negocios tan personalistas o ver cómo el apellido del fundador desaparece de la marca.

Vender un despacho de abogados tampoco resulta sencillo. Si la firma tiene éxito, es difícil desprenderse del negocio a cambio de un cheque en el que escasean los ceros. No hay que olvidar que en una firma de abogados lo que se compra es talento, un intangible que no es fácil ni barato retener tras una adquisición.

Por ese motivo, las fusiones entre iguales o la integración de un despacho más pequeño en otro más grande son la herramienta más habitual en la consolidación del mercado legal. En este sentido, los grandes bufetes se mantienen al margen de estas operaciones y, como mucho, unen a sus filas equipos completos, pero generalmente no una firma entera. El motivo es que, por su tamaño, no necesitan más presencia en el país ni aumentar considerablemente su estructura, aunque sí están dispuestos a fichar profesionales clave que refuercen algún área concreta de la firma.

Operaciones habituales

La excepción a esta norma suelen ser los grandes grupos de servicios profesionales, que todavía tienen margen de crecimiento en sus divisiones legales. Y aun así, suelen decantarse por boutiques, y no tanto por bufetes pequeños multripráctica. Es el caso, por ejemplo, de EY Abogados, que en octubre del año pasado integró en su estructura a Atomm, una firma especializada en asesoramiento en temas jurídicos relacionados con la I+D+i.

Una opción popular para pequeños despachos es integrarse en otras firmas, que siguen siendo pymes, pero de mayor tamaño. Fue el caso del andaluz Martínez Escribano, que se integró en Maio Legal, o de AC&G, que se unió a Olleros. Para los bufetes de acogida, estos movimientos son interesantes porque les ayuda a abordar nuevos mercados sin hipotecar su capacidad financiera. Maio sumó una oficina en Sevilla y Olleros un equipo para reforzar mercantil en Madrid.

En otras ocasiones, la operación tiene sentido desde el punto de vista operativo, añandiendo nuevas prácticas con la incorporación de una boutique. Y para ésta, tiene sentido porque amplia la gama de servicios que puede ofrecer a sus clientes. Dutilh, por ejemplo, absorbió hace dos meses a Misaver, un despacho especializado en grandes patrimonios. Pero también se producen fusiones con el único objetivo de ganar tamaño y aprovechar sinergias, como la unión de ACGC y Bercovitz o la de Asesores San José y AGM Abogados.

En busca de tamaño y más oficinas

  • Martínez Escribano se une a Maio Maio Legal incorporó en febrero al bufete andaluz Martínez Escribano, firma fundada en 2012. De esta forma, a las oficinas que ya tenía en Madrid, Vigo y México, el despacho sumó una nueva sede en Sevilla.
  • Olleros integra a AC&G Asesores Olleros Abogados reforzó su plantilla en febrero al sumar a sus filas a AC&C Asesores Legales, con el objetivo de apoyar el departamento de mercantil en la oficina madrileña del despacho.

Las grandes firmas miran hacia Latinoamérica

  • Garrigues, en Chile A principios de marzo de este año, Garrigues anunció la integración del bufete chileno Avendaño Merino, una firma con más de 20 abogados que se ha incorporado a la estructura del despacho español.
  • Uría, en Perú En enero, Uría Menéndez hizo público el acuerdo de fusión de los despachos peruanos Ferrero Abogados y Delmar Ugarte con Philippi, Prietocarrizosa &Uría, ‘joint venture’ en la que la firma española controla un 30% del capital.

Sólo quedarían 50 despachos del ‘top 200’ británico

El 75% de los 200 principales despachos de Reino Unido habrá desaparecido en cinco años por las fusiones.Así lo augura un estudio de Arden Partners, consultora financiera, que ha publicado ‘The Lawyer’, y que se basó a su vez en datos publicados por el propio ‘The Lawyer’. En dicho artículo se anticipa la previsible consolidación del sector legal en los próximos cinco años, y la entrada de nuevas estructuras de capital y de propiedad, amenazando el modelo tradicional de ‘partnership’. El estudio concluye que los bufetes de tamaño medio están soportando presiones para fusionarse, en un sector “muy fragmentado”. Arden señala que hay 106 bufetes en la parte superior con ingresos de menos de 22 millones de libras (28 millones de euros) que se enfrentan al reto de alcanzar un mayor desarrollo y eficiencia. Arden también estima que hay más de 200 millones de libras (254 millones de euros) de potenciales ganancias sin realizar por la duplicación de servicios. John Llewellyn-Lloyd, director de servicios de apoyo de negocio de Arden, augura la desaparición del 75% de las firmas, “lo que será especialmente notable en el mercado medio regional de bufetes, en el que una serie de despachos ya se están posicionando para ser los primeros beneficiados de la agitación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *