Delegación de Bilbao:
C/ Diputación, 8 2ªPta
Deptos 12-13
48008, Bilbao
Delegación de Madrid:
C/ Velázquez, 12 4º
28006, Madrid

EL DESCANSO SEMANAL DEL TRABAJADOR

 
EL DESCANSO SEMANAL DEL TRABAJADOR
En la actualidad,el descanso semanal del trabajador, otorgamos importancia a la productividad en el trabajo, porque de ella depende el éxito en la gestión de los recursos que tenemos para satisfacer nuestras propias necesidades, los cuales son cada vez más escasos.DESCANSO SEMANAL TRABAJADOR Sin embargo, trabajo y descanso constituyen el binomio necesario para establecer el equilibrio y la concentración del trabajador en las actividades que desarrolle.
Especialistas en seguridad e higiene laboral consideran que es “imprescindible introducir pausas a diferentes frecuencias y no siempre fácilmente predecibles, para recuperar los niveles óptimos de rendimiento y no generar daños a la salud de los trabajadores”. No conviene que un trabajador se afane continuamente en el desarrollo de un esfuerzo físico o mental continuo por tiempos prolongados de actividad laboral, si al final termina en un hospital.

La legislación española reconoce diferentes tipos de descanso: las vacaciones anuales, el descanso semanal del trabajador, el receso diario y las pausas durante la propia jornada de trabajo; los cuales son esenciales para el logro de una gestión personal armoniosa, un desarrollo profesional eficiente y una vida familiar sana, por parte del trabajador.

DISPOSICIONES LEGALES SOBRE EL DESCANSO DE LOS TRABAJADORES
Según nuestros despachos de abogados, en el marco general regulatorio español, se propone que el descanso durante la jornada laboral y el descanso semanal del trabajador, también sean considerados como “tiempo de trabajo”. Así se establece, en el Convenio Colectivo Estatal del sector laboral de Restauración Colectiva (CCESRC), registrado y publicado por Resolución de la Dirección General de Empleo, el 24 de febrero de 2016.
Con ello se acoge la disposición de la Directiva marco 2003/88 sobre Ordenación del tiempo de trabajo, documento en el cual se alude tímidamente toda información referida a las pausas en la jornada de trabajo, aun cuando su caracterización como “tiempo de trabajo”, representa, el reconocimiento explícito a la necesidad de su cumplimiento y su valor en procura del ejercicio de una productividad efectiva.
Además, queda absolutamente claro que el disfrute de los descansos previstos en la legislación, no podrá ser sustituido por compensación económica, salvo en caso de finalización de la relación laboral, por causas distintas a las derivadas de la duración del contrato.
DOS DIAS DE DESCANSO ININTERRUMPIDOS PARA TRABAJADORES DE RC

En el artículo 27, del CCESRC se expresa que: “El descanso semanal del trabajador establecido podrá disfrutarse de forma no consecutiva, siempre que medie pacto expreso en este sentido entre la empresa y la representación legal de los trabajadores/as, pacto que en todo caso, deberá respetar lo establecido con carácter de derecho necesario en la Ley. En caso de desacuerdo en la forma del eventual pacto, se estará al disfrute de manera consecutiva”.

También se dispone, que las empresas deberán garantizar que aquellos trabajadores/as que por razones de servicio y de acuerdo con las características de sus actividades, no pueden tener un día fijo para el disfrute del descanso semanal, descansen un domingo al mes, por lo menos, “(…) de tal manera que los trabajadores/as afectados por el presente Convenio disfruten de al menos un fin de semana libre al mes (…)”.
SITUACIONES EXTRAORDINARIAS
En el CCESRC se acoge lo dispuesto en la Ley del Estatuto de los trabajadores (ET), 2015, en el caso de las empresas, donde se produzcan situaciones extraordinarias como: jornadas especiales, prestación de servicios de transporte o actividades relacionadas con la producción pesquera, etc. Estas empresas, podrán establecer jornadas laborales semanales de seis días con descanso en un día, entre otros acuerdos, siempre que existan   convenios con la representación legal de sus trabajadores/as y/o abogados.

No obstante, ratifica que cuando deba suspenderse el descanso semanal de un trabajador “(…) por coincidencia de ausentes, incomparecencias imprevistas al trabajo o por circunstancias estructurales de la actividad (…)”, la empresa deberá avisar al trabajador afectado con un mínimo de cuarenta y ocho horas de antelación, mediante una comunicación escrita; debiendo fijar el descanso, dentro de las dos semanas siguientes, sumado a un descanso semanal.

Cabe destacar que en caso de suspensión del contrato laboral, la liquidación del trabajador deberá incluir los descansos no disfrutados, siendo ésta la única situación legalmente reconocida para canjear el descanso semanal por una retribución monetaria al trabajador.
WWW.GBASOCIADOS.COM

Comments are closed.