Delegación de Bilbao:
C/ Diputación, 8 2ªPta
Deptos 12-13
48008, Bilbao
Delegación de Madrid:
C/ Velázquez, 12 4º
28006, Madrid

PRESTACIÓN ECONÓMICA POR CUIDADOS A NIÑOS CON CANCER

PRESTACIÓN ECONÓMICA POR CUIDADOS A NIÑOS CON CÁNCER.
El cáncer es una enfermedad que no distingue raza, sexo, status social, ni edad. CUIDADO NIÑOS CANCERLamentablemente, los niños pueden padecer cáncer en las mismas partes del cuerpo que los adultos, pero en su caso, la afección puede manifestarse repentinamente, sin la ocurrencia de síntomas precoces y tienen un alto índice de erradicación, si el entorno familiar que rodea al paciente, actúa  adecuadamente.
Existen organizaciones internacionales como United Nations International Children’s Emergency Fund (UNICEF), que se encargan de planificar y ejecutar estrategias que garanticen un entorno proactivo para el niño que padece cáncer, en colaboración con gobiernos y aliados nacionales e internacionales, incluyendo al sector privado y la sociedad civil. El éxito de esta gestión depende de los gobiernos y su potestad para crear normas y leyes que coadyuven con la atención adecuada de los niños con cáncer.
Al respecto, el gobierno español ha dispuesto normas que apoyan a las familias con niños que padecen cáncer, aportando la seguridad social que requieren para asumir el cuidado y mantenimiento del infante enfermo, como el Real Decreto Legislativo 8/2015, que aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social  (LGSS), la cual dedica un capítulo a los padres de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.
Situación protegida por la LGSS

En su artículo 190 sobre Situación Protegida, se describe detalladamente la prestación económica por cuidado de menores afectados por el cáncer u otras enfermedades graves, así como la reducción de la jornada de trabajo en un 50 por ciento, por lo menos, para que los responsables de estos menores, pueden dedicarse a su cuidado  y mantenimiento.

Estas medidas benefician a “los progenitores, adoptantes y guardadores con fines de adopción o acogedores de carácter permanente, cuando ambos trabajen, para el cuidado directo, continuo y permanente del menor a su cargo afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas) o por cualquier otra enfermedad grave que requiera ingreso hospitalario de larga duración, durante el tiempo de hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad”.
Cabe destacar que los funcionarios públicos, no son beneficiados por esta ley, debido a que se acogen a lo establecido en Estatuto Básico del Empleado Público, en el cual se disponen los principios generales que regulan las relaciones del empleo público.
Para solicitar dicha prestación, el representante del menor afectado, deberá presentar ante el empleador, un informe del servicio público de salud  o del órgano administrativo sanitario que corresponda a su jurisdicción, que acredite el padecimiento del menor, así como la necesidad de hospitalización, tratamiento y cuidado.
La prestación económica

La LGSS dispone que “La prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, consistirá en un subsidio equivalente al 100 por ciento de la base reguladora establecida para la prestación de incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales y en proporción a la reducción que experimente la jornada de trabajo”.

Igualmente, se determina que “Cuando concurran en ambos progenitores, adoptantes, guardadores con fines de adopción o acogedores de carácter permanente, las circunstancias necesarias para tener la condición de beneficiarios de la prestación, el derecho a percibirla solo podrá ser reconocido a favor de uno de ellos”.
Extinción del beneficio
La mencionada prestación económica se extinguirá, cuando: “previo informe del servicio público de salud u órgano administrativo sanitario de la comunidad autónoma correspondiente, cese la necesidad del cuidado directo, continuo y permanente del hijo o del menor sujeto a acogimiento o a guarda con fines de adopción del beneficiario, o cuando el menor cumpla los 18 años”.
El derecho a prestación por parte de los padres de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, podrá ser denegado, anulado o suspendido, si se comprueba que el beneficiario ha actuado fraudulentamente para obtener o conservar esta descrita prestación o cuando trabaje por su cuenta, durante los períodos de descanso concedidos para la atención de su menor enfermo.
Siempre es aconsejable buscar la asesoría de abogados especialistas en la materia, sobre  las acciones que proceden para acogerse a este tipo de subsidio, en caso de estar afectado por esta terrible, pero superable situación.
WWW.GBASOCIADOS.COM

Comments are closed.