Delegación de Bilbao:
C/ Diputación, 8 2ªPta
Deptos 12-13
48008, Bilbao
Delegación de Madrid:
C/ Velázquez, 12 4º
28006, Madrid

CONDICIONES DE ALQUILER DE VIVIENDAS

CONDICIONES DE ALQUILER DE VIVIENDAS
A nivel mundial, el crecimiento del mercado inmobiliario tiene un aliado natural en la  construcción de inmuebles para alquilar. Sin embargo, en España, a diferencia del resto de la Unión Europea no se ha logrado dinamizar este mercado,VIVIENDAS ALQUILER a pesar de que el gobierno ha realizado esfuerzos para aportar mayor seguridad jurídica a los propietarios de inmuebles, como la creación de la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del mercado del alquiler de viviendas, en junio del año 2013.
En un principio, se pensó que la citada ley, sería la panacea para el fortalecimiento del mercado inmobiliario del alquiler, porque tanto los propietarios como los inquilinos resultan favorecidos con este instrumento legal, cuyo objetivo es estimular la oferta de alquiler de viviendas y generar más movilidad en el mercado inmobiliario español, ya que en el país existen más de tres millones de inmuebles inhabitados.

 El alquiler de viviendas según el último Censo de Población y Viviendas, publicado por el Instituto Nacional de Estadística esta cantidad de inmuebles desocupados, representa el 15% del total de edificios construidos. Mientras, en el resto de los países europeos, más de un 30% de las personas vive en régimen de arrendamiento, en España el mercado del alquiler representa, apenas el 17% del total de los inmuebles construidos, siendo el menor porcentaje de toda la Unión Europea.

Esta situación, representa una gran traba para el crecimiento del mercado inmobiliario que se sustenta en el fortalecimiento de la industria de la construcción, la cual, es una de las actividades económicas que genera más empleo para la población.
ASPECTOS SALOMÓNICOS DE LA LEY
Entre las disposiciones de la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del mercado del alquiler de viviendas que favorecen los derechos de los involucradas en una relación de alquiler de viviendas, destaca la libertad de ambas partes para el desistimiento de los contratos, al margen de los plazos señalados, debido a que tanto el arrendatario como el arrendador podrán eliminar el contrato de arrendamiento, sin mayores trabas.

Con esta disposición,en las condiciones de alquiler de viviendas se reconoce al inquilino el derecho a rescindir el contrato de arrendamiento a partir del sexto mes de su firma, estando obligado a notificar su voluntad al arrendatario con 30 días de antelación, sin tener que cancelar cada una de las anualidades establecidas en el convenio.

Igualmente el propietario del inmueble tendrá derecho a recuperar su vivienda para destinarla a su uso personal, el de sus padres, hijos o de su cónyuge, a partir del primer año “sin necesidad de previsión expresa”, notificando al inquilino con dos meses de antelación, indican abogados especialistas en el asunto.
DESISTIMIENTO DEL CONTRATO POR EL INQUILINO
El citado aspecto de la Ley, favorece a los inquilinos, debido a que les resultará más fácil salir del inmueble alquilado, sin tener que asumir erogaciones que resultan pesadas, cuando las razones de abandono no son atribuibles a las condiciones del departamento; sino que están asociadas a la falta de adaptación al ambiente, rupturas abruptas de parejas  o afecciones físicas, como alergias a elementos del inmueble.
En este sentido, se dispone que el arrendatario podrá abandonar la vivienda, cumplidos seis meses de contrato, sin la obligación de esperar a que termine el año, ni pagar indemnización alguna, realizando el preaviso con un mes de antelación a la fecha de culminación del convenio, salvo que se establezcan condiciones distintas en éste.
OBLIGATORIEDAD DE INSCRIBIR EL CONTRATO EN EL REGISTRO
Desde los despachos de abogados y administradores de fincas Otra de las novedades de la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del mercado del alquiler de viviendas, es la obligatoriedad de registrar los contratos de arrendamiento en el Registro de la Propiedad. Esta disposición no es bien acogida por los propietarios de los inmuebles, porque presumen que la inscripción registral permitirá tener una data cierta para la creación de futuros impuestos al arrendamiento.
No obstante, es una medida positiva para los inquilinos, debido a que la transmisión de una vivienda arrendada a un tercero por la venta de la misma, no afecta sus derechos legales, porque el nuevo propietario está obligado a respetar las condiciones del contrato de arrendamiento firmado con antelación a la compra del inmueble por el arrendador anterior.
WWW.GBASOCIADOS.COM

Comments are closed.